Actualidad
Últimas novedades
realidad virtual agencias inmobiliarias fincas cano pujol

Ventajas de usar la realidad virtual y la tecnología 3D en una agencia inmobiliaria

Ahorra tiempo, permite ofrecer un asesoramiento completo y novedoso, abre la posibilidad de generar impacto en los clientes y multiplica, en general, las posibilidades de venta. Motivos por los que apostar por la tecnología al servicio del marketing inmobiliario.

Los hábitos de consumo han cambiado muchísimo en los últimos tiempos, algo que atañe a cualquier ámbito. El sector inmobiliario, de hecho, no está exento de estas transformaciones: ha cambiado tanto nuestra forma de consumir un servicio como de adquirir un producto. Conviene, pues, ser consciente de ello y adaptarse a las nuevas necesidades y expectativas del cliente.

Es precisamente esta capacidad de adaptación lo que puede acabar marcando la diferencia con respecto a los competidores; un rasgo que, de hecho, viene muy ligado a la apuesta por la innovación y por la tecnología. En el ámbito de la promoción inmobiliaria las empresas más vanguardistas siempre se han beneficiado de la aplicación de la tecnología a su trabajo: primero fueron los planos y las infografías, luego las fotografías y los vídeos profesionales y ahora los tours virtuales, la realidad virtual mediante experiencias inmersivas o incluso el uso del big data inmobiliario.

La tecnología se abre camino en las agencias inmobiliarias y en Fincas Cano Pujol somos muy conscientes de ello; no en vano alegamos que disponemos de las mejores herramientas para poder vender tu casa de la mejor manera posible y en el plazo de tiempo más breve posible.

El hecho de apostar por la tecnología y por un tratamiento fotográfico y videográfico de calidad superior es uno de los rasgos que más nos ha diferenciado durante estos años, una característica que nos ha ayudado además a consolidarnos como marca y a construir una cartera de clientes amplia.

Las visitas virtuales permiten a los compradores moverse por un inmueble de una manera muy fidedigna, como si estuvieran allí, y aportan mucha más información que una serie de fotografías e incluso que un vídeo. Y aunque es cierto que no podemos equiparar una visita virtual a una visita real, pues las sensaciones generadas (atmósfera, olores, tonalidades, luminosidad, sonidos…) son distintas, este tipo de experiencias reducen los tiempos y costes de desplazamientos, son más cómodas para los vendedores y, está demostrado, ayudan a que el cliente se reconozca dentro de la vivienda, multiplicando así la posibilidad de compra.

La realidad virtual, ya sea mediante el uso de las gafas 3D como a través de los tour virtuales con tecnología Doll House, aporta una experiencia de compra favorable para el posible cliente y es una acción capaz de diferenciar a una agencia que la aplica de otra que no. Los consumidores, además, suelen mostrar expectación por vivir la experiencia, bien sea por la novedad, por la curiosidad o por la comodidad de poder acceder a distintas viviendas sin tener que desplazarse.

Así, cada vez queda más patente que la realidad virtual supone una gran y útil herramienta para las agencias inmobiliarias, así como una pieza fundamental en toda estrategia de marketing inmobiliario.

Noticias relacionadas

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *